Acerca de mí

Soy Pablo Villadangos, traductor e intérprete de profesión. Llevo ya muchos años trabajando como profesional independiente. He traducido diversos libros que pueden verse aquí.

Escritor de vocación, he escrito dos novelas que están metidas en un cajón esperando que me decida a sacarlas a la luz. Estoy trabajando en un tercer texto que no sé muy bien cómo definir. Sólo diré que es autobiográfico y trata sobre mi propia enfermedad.

Creo que, en este momento histórico, de nuevo es necesario que los escritores e intelectuales, en general, vuelvan a tener una mayor presencia pública. De ahí este blog.

Tratará de cultura y literatura, pero también mucho de nuestra sociedad convulsa. Este término puede parecer un poco extraño, pero me parece que describe de manera precisa la sensación que impera actualmente. Tras años de creencia irresponsable en el crecimiento ilimitado, nos hemos dado de bruces con la realidad de su irrealidad y con las olas de la tremenda crisis que padecemos, que empezó como un fenómeno financiero y ha extendido sus metástasis hasta los últimos extremos del tejido social, han provocado una convulsión que pasa de la esfera social hasta la personal, inundándonos de un desasosiego profundo. Por ello, la literatura y la cultura saldrán de aquí teñidas de la muchas veces pegajosa y maloliente realidad social. Porque es necesario.

Este blog es el sucesor de mi primer blog de 2008 (Artificios) que nació en otra época y murió con ella. Recibió una intrusión masiva de archivos malignos que sirvió de excusa para desmantelarlo. Sin embargo, algunos de los materiales de aquel ensayo se incorporarán a este blog si pueden ser de interés.

Todo y toda amante de buena literatura, cine, música, pintura, fotografía y artes en general, intelectual y miembro activo y consciente de esta sociedad, será bienvenido. Aclaro que los demás también, siempre que me lean con mente abierta.

Esta página de presentación, como todo el blog, es una “work in progress”, por lo que no descarto que evolucione a lo largo del tiempo, como todos nosotros.

Querido lector, querida lectora (mon semblable, mon frère (ma soeur)), una vez llegados aquí, os deseo felicidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>